sábado, 25 de octubre de 2014
RSS
Reportajes

CULTURA

Presentación en Tánger del proyecto 'Sostener lo que se cae'

 |  05/01/2012
Presentación en Tánger del proyecto 'Sostener lo que se cae'

Texto y foto: Amira Debbabi-Tánger

La Cinemateca de Tánger (cine Rif) acogió el miércoles 4 de enero, la presentación del proyecto ‘Sostener lo que se cae’.

Este proyecto tiene como fin recuperar para la ciudad de Tánger y sus habitantes, el mítico y abandonado Gran Teatro Cervantes, de tal forma que pueda ser usado como teatro pero también como una especie de centro cultural donde se pudiese disponer de pequeñas salas para usos múltiples como ensayos de grupos incipientes (música, teatro, danza,…), cursos, exposiciones, charlas, talleres, conferencias, proyección de ciclos de cine, etc.

La presentación comenzó con la proyección de un vídeo y la lectura de un fragmento del libro ‘La vida perra de Juanita Narboni’ de Ángel Vázquez, por dos de los responsables del proyecto, la arquitecta técnica y actriz, Patricia Pascual y el estudiante, Ahmed Benattia (en la foto a la derecha) 

Acto seguido, Ahmed Benattia (que habló en español) y el estudiante Ali El Mourabit (en la foto a la izquierda y el que traducía al francés lo que decía su compañero), comenzaron su ponencia con la reflexión “Cualquier época pasada fue mejor” aludiendo al Teatro Cervantes ya que “no hay punto de comparación entre la situación del Teatro Cervantes en la época del Tánger internacional, un período álgido y hoy en día. Es lo que leemos en muchos autores y textos de dicho teatro”.

Asimismo, Benattia explicó que “somos un grupo de personas que tiene la inquietud para que el Teatro Cervantes vuelva a funcionar” añadiendo que “somos una asociación hispano-marroquí con sedes tanto en Tánger como en Granada además de varias representaciones en Madrid, Málaga, Sevilla y París”.

Los objetivos de ‘Sostener lo que se cae’ son básicamente la rehabilitación del Teatro Cervantes en un sitio artístico además de un difusor del arte en general y que sea un puente de intercambio entre varias culturas.

El Teatro Cervantes, construido en 1913, está cerrado y abandonado. “Actualmente, su estructura y cimientos están seriamente dañados, corroídos por el agua” afirmó Benattia.

“La idea del proyecto está pensada para llevarse a cabo desde y para los ciudadanos” prosiguió haciendo un llamamiento para que se adhirieran a la causa todo el que pudiera con propuestas y que las desarrollara posteriormente.

“La idea es que se habilite un espacio divisible para que un grupo pueda ensayar, para una exposición, para algún curso, para una imprenta, todo de forma gratuita” afirmó nuevamente.

El principal problema existente para la consecución de este proyecto es la situación diplomática del Teatro Cervantes ya que es propiedad española en territorio marroquí por lo que, la primera fase de ‘Sostener lo que se cae’ será que el ministerio de Exteriores español ceda a una asociación hispano-marroquí (en este caso a los responsables del proyecto) de forma administrativa los derechos sobre el inmueble. Para ello, el ministerio de Asuntos Exteriores de España les ha pedido un informe detallado de todos los pasos a seguir, el coste y el mantenimiento que supondría después, varias presentaciones del proyecto en Marruecos y en España y sobre todo, gente que apoye dicho proyecto.

Benattia hizo hincapié en que “la idea es que la rehabilitación del Teatro Cervantes salga barata con una intervención arquitectónica para lo mínimo necesario para habilitar las salas. Luego se intentará financiar con donaciones.”

El Teatro Cervantes fue construido por Manuel Peña y Esperanza Orellana en 1913 (la primera piedra se puso en 1911). En 1929, se vendió al Estado español que lo conservó hasta 1972-1974 que es cuando lo arrendaron al ayuntamiento de Tánger por un dírham (precio simbólico).

En 1985, el Teatro Cervantes se cierra y cae en el olvido y en el abandono. Sin embargo, en 1991, el Estado español decide restaurarlo haciendo un proyecto de ejecución, todo estaba listo y solo faltaba que el ayuntamiento de Tánger buscara a la empresa que se iba a encargar de restaurarlo pero surgió el conflicto del Perejil y se paralizó todo.

En 1993, la actual directora del Instituto Cervantes de Tánger, Cecilia Fernández Súzor aprobó la realización de la exposición ‘Tánger, blanco y negro’ en el Teatro Cervantes que fue el último acto que se hizo en dicho teatro.

Construido a la italiana pero con ciertas modificaciones para ampliar el aforo, el Teatro Cervantes, tiene 1135 metros cuadrados de superficie edificada, un aforo de 943 personas y un almacén que actualmente ya no existe.

Comentarios
NOMBRE
EMAIL
COMENTARIO
Campos Obligatorios
Junta de Andalucía
Asociación de la Prensa de CádizSindicato Nacional de la Prensa Marroquí Instituto Cervantes de Tetuán Instituto Cervantes de Tánger