Diario Calle de Agua

España - Marruecos

Sociedad

Seis edificios de Casablanca inscritos en el patrimonio cultural nacional

El Ministerio de Cultura y Comunicación de Marruecos acaba de agregar al inventario de sitios históricos y monumentos seis edificios en la ciudad de Casablanca, en su mayor parte en mal estado.

"La inscripción [patrimonio cultural nacional,] es un primer paso en la protección de edificios históricos de posibles demoliciones y esto es lo que más nos importa", explica Rachid Andaloussi, presidente de la Asociación Casamémoire (CasaMemoria) añadiendo: "el destino de estos edificios es, sin embargo, responsabilidad exclusiva de los propietarios que pueden hacer oficinas, museos u otros. Lo fundamental para nosotros es que no se cambia ningún edificio".

Los seis proyectos preservados son:

Campo de aviación de Casablanca Tit Mellil

En 1955, el arquitecto de Casablanca, Jean François Zévaco firmó junto a Paul Messina y Dominique Basciano, el edificio retrofuturista en el aeropuerto de Casablanca. La estructura de hormigón armado y las líneas curvas con sus grandes aberturas, hacen de este edificio una de las joyas de la arquitectura experimental del Casablanca de la época. Desde el cierre del aeropuerto de Anfa, esta terminal se ha convertido en una plataforma de aviación de ocio en Casablanca. La imponente torre de control fue desmantelada.

Ciudad Obrera de Cosuma

La ciudad trabajadora de la compañía azucarera marroquí (Cosuma) se construyó entre 1932 y 1937, y luego fue ampliada en 1951, por el arquitecto francés Edmond Brion en el distrito de Roches Noires. En ese momento, la sociedad colonial quería construir una ciudad para albergar a los trabajadores "autóctonos". Brion ha trabajado en "la atmósfera de las antiguas medinas " con la creación de un recinto continuo, una casa de patio, fuentes, un hammam ... En la primera fase del proyecto, se construyeron 330 casas y se construyeron 130 más en 1951.

Escuela Agustin Sourzac

Es en el distrito de Foncière que está anidada la escuela Agustín Sourzac (también llamada ‘la Foncière’). La propiedad es grande y se puede acceder por dos puertas, una en la calle Nichakra Rahal y la otra en la calle Azilal, cuyos detalles recuerdan a la arquitectura morisca: friso zellige, azulejos de terracota, arcos, etc. Se construyó un primer boceto de la escuela en 1916, pero será necesario esperar hasta 1925 para tener la versión final del arquitecto Pierre Bousquet, que también firmó en Casablanca el mercado central, el edificio Martinet o la antigua bolsa de valores.

Villa Carl Ficke

La historia de esta villa neoclásica con vistas a la colina de Mers Sultan es la historia de un hombre, Carl Ficke. Este jefe de una casa de negocios alemana en Casablanca desde finales del siglo XIX lo construyó a principios del siglo XX. El autodidacta Ulysse Tonci es quien firma la arquitectura. Durante la colonización, el empresario alemán fue considerado como una de las "bestias negras " de los franceses, explica CasaMemoria en su archivo de presentación. Tras sospechas de espionaje, fue ejecutado en 1915. Hoy, en muy mal estado, el edificio será rehabilitado como museo para la ciudad de Casablanca.

Villa Avenir

A primera vista, el edificio no parece mucho, pero es "el ejemplo perfecto de reconciliación entre la arquitectura moderna y tradicional ", según CasaMemoria. Comprende formas limpias enfatizadas por arcos y azulejos de terracota ( karmoud ). Situado en Mers Sultan, la villa Avenir fue construida a finales de 1920 por el arquitecto francés Louis Henri Fleurant, que, a menudo, trabajaba con la administración colonial en el momento.

Edificio Pinto

Situado en la esquina del bulevar Oued El Makhazine y la calle Khawarizmi, el edificio fue entregado en los años 30. "Las líneas horizontales muy marcadas del edificio y su presencia de balcones giratorios, le otorgan cierta monumentalidad en un barrio donde los edificios tienen una letra más fina", señala la asociación de protección del patrimonio en su presentación. El edificio fue diseñado por los hermanos Elias y Joseph Suraqui, dos arquitectos franceses nacidos en Argelia que trabajaron principalmente en Casablanca.

En los citados seis edificios registrados no se pueden realizar cambios sin que se notifique al departamento o propietario seis meses antes del inicio del trabajo. Sin embargo, esta medida no contempla ningún programa de rehabilitación, a pesar que muchos de estos inmuebles catalogados lo necesitarían.