Diario Calle de Agua

España - Marruecos

Turismo

El zoco de Jenifra, el paraíso de la alfombra

El zoco de Jenifra es uno de los más populares del Reino y el que está dedicado a las alfombras, siendo un verdadero paraíso para los amantes de la zarbía, como son conocidas las alfombras en Marruecos.

Todos los días se congregan personas para comprar o vender alfombras, las famosas mantas de lana llamadas hanbal, un artículo imprescindible para el invierno. Hay auténticas obras maestras hechas por familias de gran tradición y que viven en zonas rurales y forman parte de cooperativas.

El sábado es el día principal con el ritual llamado Dlala, vendedores y compradores quieren hacer negocio.

En el zoco hay unos 40 puestos, hay talleres que cuentan con más de 300 alfombras de Jenifra y que se transmiten desde generaciones. Hay todo tipo de alfombras y colores, pequeñas, grandes y algunas también con símbolos amazigh.

Los artesanos provienen de las localidades cercanas de M’Rirt, Aguelmouss, Tighassalin.

Las alfombras más pequeñas son del gusto de los turistas para poder transportarlas mientras que las grandes las compran los marroquíes.

Las de mayor calidad son las de lana que están bien tejidas, de otra forma se deshacen o pierden su color. El promedio de realización es de unos tres meses y el precio medio es de unos 1300 dirhams (121 euros)

Jenifra es una localidad de unos 120.000 habitantes de mayoría bereber ubicada en el Atlas medio. Es una ciudad calurosa que cuenta con un puente de origen portugués sobre el río Oum Er Rbia, ya que la presencia portuguesa es anterior a la colonización francesa. Llama la atención el color anaranjado de sus casas.

Texto: Jesús Cabaleiro