Diario Calle de Agua

España - Marruecos

Turismo

La histórica Villa Harris inicia sus obras de rehabilitación

Los trabajos de rehabilitación del edificio emblemático de Villa Harris, en la zona de Malabata de Tánger, se han iniciado, dos años después de haberse realizado el anuncio de su recuperación.

Desde 1992 se encontraba la villa en ruinas. La rehabilitación de Villa Harris se suma a las amplias reformas de todo tipo que está sufriendo la ciudad del Estrecho Hace seis años, en 2011 el Ministerio de Cultura marroquí se comprometió a rehabilitarla.

De estilo morisco, la villa es considerada una joya arquitectónica, la casa se construyó con madera tallada y techos pintados con yeso. Se encuentra en el centro de un área de un inmenso parque de nueve hectáreas donde se cultivan diferentes especies, arbustos bajos y plantas raras.

Actualmente la zona se encontraba abandonada y sin mantenimiento. El paraje está inscrito como espacio de interés histórico y natural en la lista del patrimonio cultural nacional marroquí el 13 de septiembre 2007.  

Las personas que más han reclamado la rehabilitación de Villa Harris desde hace años han sido el Observatorio de Protección del medio ambiente y los monumentos históricos de Tánger (Opemh),  el escritor y defensor del patrimonio tangerino, Rachid Tafersiti de la asociación Al Boughaz, el escritor Mokhtar Chaoui y la asociación Tingitania.

Historia

Villa Harris se construyó a finales del siglo XIX en Tánger por Walter Burton Harris, periodista y corresponsal del Times en la ciudad del Estrecho donde llegó con 19 años en 1887 y la dejó en 1922 aunque allí fue enterrado. La casa se construyó con madera tallada y techos pintados con yeso.

Harris vivió en la Villa la crisis de 1905 y la visita del Kaiser Guillermo II y la Conferencia de Algeciras de 1906 siendo además testigo de la implantación del Protectorado de Marruecos entre Francia y España en 1912.

Conoció a los sultanes de la época así como a Raissouni –que llegó a secuestrarle- y al rey inglés Eduardo VII. Del mismo modo, trabajó en el servicio de inteligencia de la Armada británica en la Primera Guerra Mundial y escribió varios libros sobre Marruecos. Falleció en 1933 siendo enterrado en Tánger en un funeral multitudinario.

Un empresario español, Onofre Zapata, luego lo convierte el en el Casino Park en 1922, hasta la ocupación de Tánger por las tropas españolas durante la Segunda Guerra Mundial, quienes de 1940 a 1945 prohibieron el juego, lo que supuso pérdidas millonarias al propietario.

En 1955 se instaló el Club Polinesia para turistas y ya en  los años 70, el terreno y la Villa fue comprado por el Club Mediterráneo que desarrolla una infraestructura de edificios y bungalows en un área ampliada de casi 50 hectáreas en todos los alrededores de Villa Harris. Es alrededor del año 2000 cuando el Club Med deja el área abandonada, intacta y deshabitada dando la imagen de paraíso perdido. La zona fue saqueada y además fue frecuentada por indigentes y personas sin hogar.

La propiedad pasa a la Caja General de Depósitos y la zona se desarrolla con el hotel Movenpick y el Casino.

Texto: Jesús Cabaleiro