Diario Calle de Agua

España - Marruecos

Cooperación

El Palacio Álava-Esquível de Vitoria puede pasar a España

El futuro del histórico Palacio Álava-Esquivel de Vitoria parece que se va clarificando. Un informe dado a conocer hace unos días por el municipio de Tánger, su actual propietario, aconseja venderlo por una cantidad simbólica al Gobierno de Marruecos, ante la “incapacidad para proporcionar recursos financieros adecuados para restaurar su situación vulnerable”.

Tánger no puede restaurarlo por sus cuantiosos gastos. Según difunde el diario marroquí Alyaoum24, se requieren enormes cantidades de dinero para arreglar y mantener el edificio.

En enero de este año 2018, la alcaldía de Vitoria recibió una carta de Marruecos en la que se mencionaba la intención de ceder este palacio “al estado español después de su adquisición por parte del estado marroquí”.

Esta misiva sorprendió en Vitoria-Gasteiz, y el Ayuntamiento envió una carta al alcalde de Tánger, Bachir Abdellaoui,  para conocer más detalles.

El Gobierno de Marruecos si había comunicado al Ayuntamiento de Vitoria, a través de su consulado en Euskadi, sito en Bilbao, su intención de proceder de forma inmediata a la cesión de la titularidad del edificio.

De hecho, el consulado informó al alcalde vitoriano, Gorka Urtaran, de que el procedimiento ya está “en curso”.

Desde el consistorio vitoriano querían saber si la cesión sería a España o al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. A día de hoy no hay todavía respuesta oficial sobre el futuro de este palacio.

En principio, el Gobierno marroquí, tiene la intención de entregar el edificio al Gobierno español, pero no, como se había demandado, al Ayuntamiento de Vitoria, sino al Gobierno español.

El Ayuntamiento de Vitoria quiere una cesión que, en primer lugar, clarifique quién debe ser el organismo que ostenta la propiedad del inmueble y, en consecuencia, asuma la reparación de las deficiencias que arrastra el palacio, que en su día fue residencia de la familia del General Álava.

Historia

El palacio Álava-Esquivel es un inmueble ubicado en el casco medieval de la capital alavesa, situado en la calle Herrería 24-26,  cuya propiedad pertenece a la municipalidad de Tánger.

Es uno de los edificios más emblemáticos del casco histórico vitoriano. Cuenta con un reloj apresado a un navío inglés el 25 de junio de 1782. El reloj aún es visible, aunque se encuentra en mal estado de conservación.

El último de sus propietarios fue el Duque de Tovar, Ignacio de Figueroa y Melgar, quien, al morir en 1953, cedió todas sus posesiones al protectorado español. Tres años más tarde se crea el Reino de Marruecos y en 1960 la hasta entonces ciudad internacional de Tánger se integra plenamente en él.

El edificio, del siglo XV, -fue construido en 1488- presenta un avanzado estado de deterioro y por ello el Ayuntamiento vitoriano había instado en numerosas ocasiones a su homólogo de Tánger a realizar las reformas correspondientes.